SAE Kombucha

No tomaba Kombucha hasta que las emprendedoras más apasionadas por esta bebida llegaron a mi vida.


Recuerdo lo sorprendida que estaba cuando leí las respuestas de los cuestionarios que cada una de las socias me mandó. Contaban con un entendimiento profundo de lo que su marca era y de lo que querían para ella. Describían a Sae como "una bebida viva" y de inmediato sentí una conexión con ella. De todo el proceso de branding, creo que mi parte favorita es cuando sin pensar en colores y tipografías, la marca solita le habla a tus sentidos.



El brief también decía que "el proceso de elaboración es cuidadoso y amoroso" y no pude evitar pensar que como diseñadores le ponemos mucho amor y cuidado a todo lo que hacemos, como todo lo hecho a mano. Tras explorar diferentes moodboards, Sunshine fue el elegido y nada más cool que Adobe Color para obtener una paleta de color inicial.

Las variantes se mantuvieron delicadas y se mostraron sobre fondos neutros que inspiraban el concepto de Sae: "Esta bebida es un regalo de la naturaleza, una bebida viva que aporta infinitos beneficios al ser humano. Queremos regalar parte de la magia de Oaxaca en la bebida".



Cuando me la presentaron como si fuera una amiga, esto fue lo que dijeron: "Sae es sabia, tiene un contacto único con la naturaleza, le gusta la introspección, le encanta escuchar a las personas". Durante la construcción del manual de marca, encontré la imagen perfecta para expresar quién era Sae.



Yo ya quería probarla para ponerle un sabor real a todo lo que en mi mente se había estado construyendo. Sobretodo porque era hora de hacer etiquetas para cada uno de los sabores. Se exploraron diferentes opciones tras pedir feedback de amigos y familiares, pero si me preguntaran, mis favoritas son aquellas con degradado 🤩.



Una marca muy bonita con la que disfruté mucho el proceso de briefing. Si algún día andas por Guadalajara o Oaxaca espero pruebas probarla!