Fotografía de accesorios Pt.1

Como una fanática de los accesorios, siempre busco piezas que me llenen de emoción. Te comparto las piezas favoritas de mi colección.


Una de mis metas para 2020 era tomar más fotografías intencionales, con temática, por así decirlo. Resultó que la cajita donde guardo todos mis aretes, collares y pulseras, se cayó y tenía que reordenarla. La verdad, me dio flojera, y decidí dejarla así, irme a Hiperlumen por unos fondos nuevos, y mejor tomarles foto a mis favoritas.


En mi edificio, hay una terraza enorme que colinda con el jardín del vecino y su árbol nos da una sombra con textura padrísima; nunca quisiera irme de ahí. Como había comprado veinte fondos diferentes y no quería perder tiempo, escogí los primeros tres y monté el set.


Luego de cuatro horas in situ, quinientas fotografías y dos horas de edición, este es un cachito de mi colección.



Porque no solo existe el fondo blanco


Una de las cosas que todavía me causa un poco de conflicto, es que, en su mayoría, los accesorios son fotografiados sobre fondos blancos o claros, y a mi parecer pueden verse "mood-less". Tuve suerte de que hasta arriba estuvieran estos dos colores para enseñarles como el color puede aportar a la historia visual de la fotografía.


El resultado: misma colección, dos intenciones diferentes. Los tonos resaltan el acabado de las piezas y las colocan en contexto, en un momento en el tiempo. Transmiten más que lo que son (accesorios), hay dos ejemplos para explicar a qué me refiero. Con esa intención, fotografié las mismas piezas, de manera que pudiéramos comparar y contrastar los resultados obtenidos.



El primero: los aretes en forma de margarita (segunda imagen). Al observarlos sobre un fondo verde podemos permitirnos imaginar que es primavera y que para un evento al exterior, y, si nos atrevemos más, que vienen de un jardín con más flores. Este discurso no solo existe en la mente del fotógrafo, si no también en la tuya, pues conoces el pasto, las flores y tienes un registro de cómo los demás interpretan primavera.


El segundo: Los aretes en forma de copo de nieve (tercera imagen). El verde también es un color "navideño", y hace referencia a los pinos que decoramos. Me parece que puede ser una imagen que, colocada en la temporada, puede encajar perfectamente con la narrativa del momento.


Si, es cierto que el fondo blanco tiene muchas ventajas, me gusta y lo uso en ciertas sesiones fotográficas, sin embargo, el día de hoy buscamos situar a los objetos en un contexto mediante el color, incluso uno en donde se pueda ver la relación calidad-precio, como en el siguiente grupo de fotografías.


El café nunca ha sido mi favorito, pero este fondo tenía un tono especial y contaba con una textura, que después descubrí, bajo la cámara parecía piel, lo que contrastaba perfecto con el metal y acentuaba el dorado de los accesorios. Todo esto otorgándole cierto "lujo" y aumentando la percepción de calidad de los aretes, por lo que su precio también parece más elevado. Si a esto le sumamos el efecto de luz que las sombras de las hojas del árbol generan, la foto tiene un aspecto más "romántico" y "natural".



En las artes es cuestión de percepción, sin embargo, lo importante es no dejar de explorar el color y cómo es que tiene el poder de ubicar en contexto lo que fotografiamos.